27 oct. 2009

glosario alfombra (10)

Una vez que el tejedor haya terminado y rematado la alfombra, se igualan los nudos para dejar ver el dibujo. En el fondo es como otro esquilado.




Se quita bien la pelusilla que ha quedado atrapada entre los nudos, se lava bien la alfombra y se seca al sol.





Antes de que abandone la fábrica, se revisa por última vez. Posibles errores se corrigen y desperfectos se arreglan.




.

glosario: nudos (4)

El nudo español


Nudo Tak Tari (nudo de una sola urdimbre): Es el nudo que gira alrededor de una sola urdimbre. Este nudo ha sido empleado en las alfombras españolas confeccionadas a mano. En las alfombras orientales se utiliza este tipo de nudo solo en las alfombras con diseños extremadamente detallados y, para que los detalles del diseño salgan casi como un cuadro, se emplea este tipo de nudo. Estas realizaciones son más bien tapices que se cuelgan en las paredes con marcos de categoría.

glosario: nudos (3)

Nudo Jkoftí

En el mismo tipo de nudo turco o persa pero, en lugar de enlazar a dos hilos de urdimbre, enlaza a cuatro o a veces incluso a seis. Se emplea este tipo de nudos en las alfombras vastas para economizar el tiempo. Naturalmente estas alfombras son de mucha menos categoría y duran menos tiempo. Existen alfombras que de entre millones de nudos que contienen, parte de ellos son del tipo Jkoftí. Esto no es ninguna técnica sino simplemente se trata de una estafa o engaño que algún que otro artesano pudiera cometer, y es muy difícil de averiguar incluso por los expertos.















glosario: nudos (2)

.

Nudo turco

El nudo turco es un nudo que, aparte de ser utilizado en la mayoría de las alfombras turcas, también se emplea en gran parte de las alfombras persas tales como, las de Shirvan, Ghanjkeh, Tabriz, Heriz, Hamadan y las de las tribus Ghashghai. Esas zonas, en su mayoría, están pobladas por gentes de lengua turca y tal vez por esa razón este tipo de nudo adoptó dicho nombre.
La característica típica de este nudo es que el lazo se anuda abrazando las dos urdimbres y saliendo por el medio de ellas, es decir que el trozo de hilo que se emplea para enlazar, gira alrededor de las dos urdimbres. Por eso, este tipo es de una resistencia mayor que el nudo persa pero, por su forma, da una raíz más gruesa al nudo y la consecuencia es que la alfombra sale más vasta. Este tipo de nudo a menudo se realiza utilizando los ganchos.

.




glosario: nudos (1)

También nos hemos hecho nuestro pequeño glosario con las definiciones más importantes. Tratandose de alfombras, es lógico empezar por los nudos. Porque no todos los nudos son iguales.
Algunos se trabajan sobre un par de hilos de urdimbre, conmo el nudo persa o el turco. Hay variantes que trabajan incluso sobre cuatro o seis. El nudo español, sin embargo, lo veréis luego, trabaja solo sobre un hilo de urdimbre.
Claro está que así se tarda más, pero también se puede "dibujar" con más detalle.
Aunque el español y, sobre todo, el nudo turco sean los más utilizados, empezamos por el nudo persa para ver las diferencias:
.
.
Nudo persa




Nudo persa o Seneh. Saneh o Sanandaj'k es el nombre de una zona de Irán. Por razones no conocidas este tipo de nudo adoptó este nombre ya que carece de sentido, porque las alfombras de dicha zona están confeccionadas con el nudo turco y no con el de Seneh.

La característica técnica de este nudo es que el giro del hilo alrededor de las urdimbres es incompleto, es decir, el hilo abraza a sólo una urdimbre y pasa por detrás de la siguiente sin abrazarla. Por su forma, ocupa menos espacio y se encaja mejor en su sitio y como resultado la alfombra resulta más fina o de más cantidad de nudos. Este tipo de nudo se hace con los dedos sin emplear ganchos.

glosario alfombras (9): La Confección



En una página de internet sobre alfombras orientales hemos encontrado una descripción muy bonita de cómo se hace una alfombra, además con un aire oriental, por el vocabularuio empleado, que nos parece muy apropiado.

Aquí va:


Después de tener el telar instalado y las urdimbres sobre el mismo comienza el nudaje de la alfombra. El artesano ha de tener todos sus materiales y herramientas a mano. Algo imprescindible para comenzar a tejer y anudar es el diseño que va a reflejar la alfombra. Este diseño ha de estar frente al artesano ya que en cada momento tiene que consultar en el mismo, cualquier movimiento que realiza. Explicar las características de los diseños y las técnicas que los diseñadores emplean, así como la simbología de cada diseño o cada parte de ello, supondría escribir un libro aparte.

Solamente, de una manera general, explicaremos que los diseños se caracterizan por ser de tipo geométrico, floral, combinación de geométrico y floral. También, diseños con medallones, los diseños figurativos, de arboles y animales y los orientativos que originalmente se emplean para orar.

Antes de hacer cualquier nudo, la parte inferior de la alfombra, comienza con unos centímetros de tejido, (la anchura del tejido depende del gusto del artesano y tambíén se basa en las dimensiones de la alfombra). Esta parte que se llama Kilim Bafi (tejido de Kilim), precede a dos tramas que pasan por medio de las urdimbres y están bien enrrolladas entre ellas para así constituir la primera base de la alfombra. Kilim Bafi es aquel trozo, generalmente en color blanco, ya que suele ser tejido de la misma materia que las urdimbres ( generalmente algodón), que observamos en los extremos de las alfombras donde se junta con los flecos. Se llama así porque la técnica del tejido es la misma que se emplea para confeccionar los Kilims.

Esta parte es muy importante ya que los millones de nudos que contiene una alfombra han de apoyarse sobre esos pocos centímetros de Kilim Bafi que están en los extremos de la alfombra. A menudo estos pocos trozos de Kilim han de ser realizados y tejidos por los especialistas tejedores, trabajo distinto del de anudar. A simple vista se trata del enrrollamiento de urdimbres y tramas. Por ser la base, este tejido ha de determinar factores principales como las distancias entre las urdimbres, la densidad y la rectitud de la alfombra.

El nudaje de la alfombra ha de ser regular y los nudos tensados de igual manera a lo largo y ancho de toda la alfombra, de lo contrario resultará torcida y arrugada. Debido al diseño, los hilos de color que se emplea para anudar, han de ser cambiados miles de veces y la paciencia del artesano es el requisito primordial para su trabajo. Cada nudo tiene que tener, en su pelo, exactamente la misma longitud que el nudo anterior, do lo contrario el diseño de la alfombra no sera nítido y, su superficie, por la cara desde donde es observada, no sera llana.

En muchas alfombras este trabajo, Meghras Kari o allanar la superficie, se lleva a cabo cuando la alfombra este terminada, pero en caso de las alfombras finas, esa tarea ha de ser realizada al mismo tiempo que se va anudando Dar Keshi (estiramiento mediante telares regulables), es otra tarea que se ha de realizar cuando la alfombra está finalizada. Consiste en primer lugar en poner la alfombra sobre una superficie completamente llana y observar si tiene alguna arruga o está torcida por algún lado. Si es así, ha de ser tratada, es decir, darle Keshi.

Montarla sobre otro tipo de telar horizontal que es regulable a lo largo y a lo ancho. Después se estira a la alfombra por el lado que haga falta y en esa situación se la mantiene durante el tiempo necesario. De esta manera la alfombra se endereza y queda corregida.

La ultima tarea a realizar es sobre los extremos de las urdimbres, lo que en persa llamamos Risheh (raíz) y en español se llaman Flecos. Estos flecos pueden ser anudados solo con un nudo en donde se encuentran con el tejido. Pueden ser rizado o bien enrollados entre ellos mismos de diferentes formas al gusto del artesano. Si son trenzados entre sí varios de ellos, no se romperán ni se desgastarán tan fácilmente.


.

glosario alfombra (8): la arquitectura

Como si de una obra de arquitectura se tratara, la alfombra se confecciona a partir de un plano (llamado « cartón »), que muestra la composición, la disposición de la decoración y la de los motivos. Un maestro (ostad en persa), no forzosamente tejedor pero sí quizás pintor, dibuja el cartón. El esquema de una alfombra reproduce a menudo el de una encuadernación de manuscrito; ambas artes están íntimamente ligadas ya que sus diseñadores son muchas veces los mismos pintores.





Las diferentes partes de una alfombra tienen los siguientes nombres:


Bordes secundarios: pueden ser interiores o exteriores (respecto al borde principal) y son más o menos numerosos y más o menos estrechos. A veces, los bordes exteriores son de color liso.

Borde principal: completa la ornamentación de la alfombra y proporciona un equilibrio al conjunto.

Campo: está constituido por la parte interna de la alfombra, delimitada por los bordes del marco.

Esquinas: las esquinas están formados por los ángulos del campo.

Medallón central: Los medallones son de formas variadas: circular, ojival, en forma de estrella o poligonal. Pueden estar llenos de colgantes.

.
Esquemas orientados
Se dibujan alrededor de un único eje de simetría e imponen un sentido a la alfombra, que sólo se puede mirar desde un único punto de vista. Las alfombras figurativas a menudo se conciben de esta manera. También es el caso de las alfombras de oración, que tienen un campo adornado con un arco o nicho llamado mihrab.


Esquemas no orientados
Estas alfombras pueden mirarse desde cualquier punto de vista ya que sus dibujos no están orientados. La decoración consta o bien de motivos continuos, o bien de motivos parecidos repetidos hasta cubrir la totalidad del campo.


Esquema de motivo centrado
Este tipo de alfombras también está diseñado para ser mirado desde cualquier posición, pero su composición posee un elemento central dominante alrededor del cual se encuentran los motivos secundarios.
.
.
-
Símbolos y significado
La alfombra siempre ha cumplido en Oriente una doble función, práctica y simbólica, cuyo sentido en la actualidad se pierde a veces. Constituye un espacio mágico donde los bordes representan los elementos terrestres erigidos en defensores del campo, habitado por la esfera del universo y de lo divino.


Una de las decoraciones más comunes es el árbol, árbol de la vida, que representa la fertilidad, la continuidad, y sirve de enlace entre el subsuelo, la tierra y lo divino. Este motivo ampliamente preislámico se representa a menudo en las alfombras de oración persas.
Las nubes, que bajo una forma muy estilizada pueden convertirse en tréboles, simbolizan la comunicación con lo divino y la protección divina.
El medallón central representa al sol, lo divino, lo sobrenatural. En algunas alfombras, las esquinas repiten los motivos del medallón central; estos cuatro elementos toman entonces el significado de puertas de aproximación y de protección del centro divino.

El jardín, asociado al paraíso (la palabra deriva en efecto del persa antiguo pairideieza que significa « jardín », « cercado », que ha dado pardis en persa) da lugar a un tipo de composición que aparece a partir del siglo XVII en Persia que imita los jardines de los sah, divididos en parcelas rectangulares o cuadradas por alamedas y canales de irrigación (chahar bagh).


También pueden encontrarse alfombras de tema cinegético: la caza es una actividad apreciada por los Sah, que requiere maña, fuerza y conocimiento de la naturaleza. Este tema también está asociado al paraíso y a las actividades espirituales, puesto que la caza se desarrolla a menudo en una naturaleza que puede evocar los jardines del paraíso. La alfombra de Mantes, fechada en la segunda mitad del siglo XVI y conservada en el museo del Louvre es un buen ejemplo.


.

glosario alfombra (7): la estructura

La estructura de una alfombra

Tar o Cheieh (las urdimbres). Son hilos de lana, seda o algodón (mayoritariamente algodón). Estos hilos que han de ser montados de forma muy exacta sobre el telar, se cortan, cuando la confección de la alfombra llega a su fin, para bajarla del telar. Lo que normalmente vemos en forma de flecos en los extremos de las alfombras son parte de ellas.
Así pues, las urdimbres son hilos largos que atraviesan la alfombra longitudinalmente constituyendo la infraestructura de la misma.

Cada nudo enlaza a dos de esas urdimbres. Así que la cantidad de las urdimbres ha de ser doble que la cantidad de los nudos (contando a los nudos en horizontal).

Rajk es la unidad de medida para saber la cantidad de nudos que tiene una alfombra.
Indica la cantidad de nudos en 6.5 centímetros horizontales, la cual a menudo coincide con la misma cantidad de nudos contenidos verticalmente. Por ejemplo una alfombra de 50 Rajk es una alfombra que en 6.5 cm tiene 50 nudos, es decir en 6.5 cm. cuadrados tiene 2500 nudos, los cuales equivale a aproximadamente 600.000 nudos por metro cuadrado y tiene 1.538 urdimbres en lo ancho de un metro de la alfombra.

Las urdimbres se montan sobre los telares de dos formas diferentes: Persa y Turca.
En la persa las urdimbres han de ser preparadas antes de ser montadas sobre el telar y en la turca, los hilos se montan directamente sobre el telar.

La manera de calcular la cantidad y la densidad de las urdimbres ha de ser muy exacta y por eso el especialista debe conocer previamente el dibujo o el diseño de la alfombra para saber cuantos nudos y con qué finura la alfombra ha de ser confeccionada.

Pud (trama). Después de haber realizado una línea de nudos, el artesano pasa un hilo horizontal a lo ancho de la alfombra entre todas las urdimbres. Este hilo, que también suele ser de algodón, aunque en algunas alfombras es de lana o seda, se llama Pud o trama.
La cantidad de las tramas, el grosor y la calidad de su materia, son factores importantes para la calidad de la alfombra. En la mayoría de las alfombras, las tramas que se pasan sobre cada línea de nudos, están formadas por un hilo grueso más un hilo fino, aunque mediante los peines metálicos son batidas hasta que se esconden entre los nudos y las urdimbres.

glosario alfombra (6): los telares

Hay cuatro tipos de telares: el telar horizontal, el telar vertical fijo, el telar vertical de tipo Tabriz y el telar vertical de enjulios rodantes.

El telar horizontal es el más primitivo de los cuatro. Consiste simplemente en dos varas de madera entre las cuales se tienden los hilos de lana en sentido longitudinal. Durante el trabajo, los hilos de la urdimbre se mantienen tensos gracias a dos postes atados a las extremidades de cada vara y clavados en el suelo. Este telar es fácilmente transportable cuando la tribu se desplaza.




El telar vertical fijo, empleado casi exclusivamente en los centros de producción de menor importancia, es también un modelo rústico. Se trata de un marco vertical cuyos travesaños soportan las extremidades de dos varas redondas y paralelas llamadas enjulios. Entre estos dos enjullos se fijan los hilos de la trama. El tejido empieza siempre por abajo. Durante el trabajo, el obrero está sentado en un tablón que se apoya en los barrotes de dos andamios fijados en los travesaños verticales del telar. Conforme el anudado progresa, el tablón que sirve de asiento debe elevarse al mismo tiempo que la alfombra. Este tipo de telar se usa para alfombras cuya longitud no supere la del telar, es decir tres metros.


El telar llamado de Tabriz representa una mejora del telar vertical. Fue inventado por los artesanos de esta población. Se usa un poco en todas partes en los grandes centros de producción en Irán. En este tipo de telar, los hilos de la urdimbre se van enrollando del enjulio superior a la bobina inferior, bajo la cual pasan antes de volver hacia el enjulio superior. Este sistema presenta la ventaja de poder anudar piezas de igual longitud a dos veces la altura del telar.



El último tipo de telar, de enjulios rodantes, representa la versión más evolucionada del telar vertical. Todo el hilo de urdimbre necesario para el anudado de la alfombra está enrollado en el enjulio superior, mientras que en la bobina inferior se enrolla la alfombra según va avanzando el trabajo. Este telar permite confeccionar alfombras de cualquier longitud

glosario alfombra (5): herramientas

Gholab (gancho). Es un especie de cuchillo con mango de madera y que su punta termina en forma de un gancho. Esa herramienta se usa para coger las urdimbres, avanzarlas hacia el artesano, hacer el nudo y cortar el trozo de la lana que sobre. Es una herramienta indispensable.

Shaneh (Peine). Herramienta de hierro con mango de madera y de un peso considerable. Cuando el artesano termina de hacer una línea de nudos, utiliza esta herramienta para presionar y aplastar esa línea sobre la línea anterior. Tiene la forma de peine para pasar fácilmente entre las urdimbres.

Ghashu (otro tipo de peine). Cuando el artesano termina de hacer los nudos, pasa esta herramienta sobre la raíz de los mismos, para quitar los restos de la lana (pelusa).De esta manera los nudos encajan mejor en su sitio y por detrás, se observan más regulares.


Sikh (Pincho). Es un hilo metálico que mide algo más de medio metro, con un gancho en la punta. El artesano utiliza esta herramienta para hacer pasar las tramas entre las urdimbres.

Gheíchi (Tijeras). Se utilizan para allanar la superficie de los pelos de la alfombra. Estas tijeras tienen una forma especial para facilitar el trabajo.
.

glosario alfombra (4): el tinte



Rangh o tintes. Antiguamente todos los tintes eran extraídos de productos naturales tales como, hojas y raíces de vegetales, algunas frutas como moras salvajes, algunos insectos y otros animales.



Pero, desde mediados del siglo XX, con la producción de los tintes químicos en los Paises occidentales, se empezaron a emplear estos tintes de Anilina y otras combinaciones de productos químicos. Aunque en algunos paises como Irán, pronto se dejaron de emplear dichos tintes químicos en general, por su mala calidad, y se volvió a la manera tradicional de los tintes naturales.






Esos tintes, junto con la lana blanca, se coloca en un baño concentrado de alumbre que actúa como "mordiente". Después se tiñe en grandes ollas a una alta temperatura con un baño colorante, vigilando constantemente el proceso, ya que cada tinte necesita cuidados particulares. Luego se seca al sol.

La paleta de colores tan variada de las alfombras persas es, en gran medida, responsable de su renombre.

La lana para teñir se coloca primero en un baño concentrado de alumbre que actúa como « mordiente ». Después, se tiñe con un baño colorante y, finalmente, se pone a secar al sol.
Antes de la aparición de los tintes sintéticos (la anilina se descubrió en 1856 y la aparición de los colorantes en Persia fue a finales del siglo XIX), los tintoreros empleaban solamente tintes naturales, provenientes de sustancias vegetales.


Algunos de los tintes empleados eran:
  • El rojo obtenido de la raíz de grana, que crece silvestre en una gran parte de Irán.
  • Las hojas del índigo daban un azul que podía ser muy oscuro, casi negro
  • Las hojas de la vid proporcionaban los amarillos, también obtenidos a partir del azafrán (color más delicado), cultivado en el Jorasán.
  • El verde se obtenía mezclando azul y amarillo con sulfato de cobre.
  • Los colores naturales de la lana proporcionaban los grises y el marrón, que puede obtenerse también de la cáscara de nuez.
  • Se emplea la lana natural de oveja o el pelo de camello negro para el color negro, para el cual se usa también el óxido de hierro contenido en la nuez de galla que afecta a los robles.

Hoy en día, la mayoría de los tintoreros usan colorantes sintéticos (excepto entre los nómadas, que todavía usan los tintes naturales); muchos de ellos son colorantes al cromo, que tienen más ventajas que la anilina y han permitido bajar los costes.
En ciertas alfombras, y en algunos lugares o en el fondo, es posible que la tintura cambie. Este cambio de color se llama abrash, y es la prueba de que la alfombra se ha teñido con tintes vegetales.

.

glosario alfombra (3): la materia prima

Nahk o algodón es un producto natural obtenido de la planta del algodón y lleva un proceso de elaboración parecido a la lana. Este material es generalmente empleado en las urdimbres y las tramas de las alfombras.

Abrisham o seda. En su forma natural, se obtiene del gusano de seda. Tras una serie y complicada tarea de elaboración se convierte en hilos de seda que se emplean en las urdimbres, las tramas, ribetes de los diseños florales. Algunas alfombras, están totalmente confeccionadas con seda También existe la seda vegetal, empleada en algunas alfombras de Kashmir, la cual se obtiene de la mezcla de productos vegetales y sintéticos.



Aparte de estos materiales más comunes, también se utilizan, pero más puntualmente, el pelo de camello, o el de cabra.

.

glosario alfombra (2): la materia prima

La materia prima

Los materiales necesarios para la confección de una alfombra persa son la lana, la seda y el algodón. La lana y la seda se usan sobre todo para el terciopelo de la alfombra, y raramente en la urdimbre y la trama, que normalmente son de algodón. La lana de oveja es la que más se usa. Las lanas más reputadas proceden del Jorasán o de las tribus Iuras y kurdas.
El algodón se usa exclusivamente para la urdimbre y la trama. En ciertos tipos de alfombra, como los de Qom o de Na’in, se mezcla con el terciopelo de lana un hilo de seda. En las alfombras más valiosas el terciopelo es de seda. En algunas alfombras antiguas se emplearon hilos de oro, de plata o de seda rodeados de un hilo de metal precioso. Actualmente, la urdimbre y la trama son siempre de algodón (excepto para algunas alfombras nómadas totalmente de lana), porque es más sólido y resistente y permite un mejor cuidado de la alfombra.

Pashm (Lana)

La calidad de la lana depende de sus cualidades como: suavidad, largura, espesor, solidez, elasticidad y capacidad de absorber el tinte de cada hilo fino que compone un puñado de lana. Además, la transparencia y el olor también determinan la calidad de la misma.


La lana de una oveja no tiene la misma calidad en todas partes de su cuerpo. La lana de la zona de los hombros en primer lugar, de la zona de las costillas en segundo lugar y de la parte de piernas y el vientre en tercer lugar, tienen de mejor a peor calidad en ese mismo orden.




Cuanto menos espesor y más largura tuvieran las fibras, mejor lana resulta. La lana de las ovejas bien alimentadas es más sólida, más elástica y más transparente.

Para hilar la lana, cuanto menos rizada sea mejor será la calidad de su hilo, ya que la lana rizada requiere un tratamiento químico para volverse lisa, el cual perjudica la resistencia de esa lana.




La lana, una vez separada de la oveja, ha de ser lavada varias veces para que pierda toda la pelusa, parte de la grasa y la suciedad que pueda tener. Una vez lavada; ya limpia, transparente y flexible, se empieza a hilar.

La lana tiene por sí misma unos colores naturales como el blanco, amarillo pálido, gris, marrón y negro. La mejor y más preciada lana es la blanca, ya que es la más fácil de teñir. Por eso comercialmente la lana blanca es la de primer grado. La capacidad de la lana de absorber el tinte depende de:

Su color natural, la cantidad de grasa que contiene y el espesor de sus fibras. La máxima calidad de lana es la que, tras previo lavado, presenta una blancura total, con un espesor de sus fibras de no más de 30 micrones y una longitud de no menos de 7.5 centímetros. La mejor lana viene de las ovejas criadas en zonas montañosas, con un clima moderado y una buena alimentación. La lana se corta o bien al principio de primavera o al principio del otoño. La lana cortada en primavera es de mayor calidad por su flexibilidad y transparencia.

-Kork es la mejor calidad de lana obtenida de las zonas del cuello, el pecho y de los sobacos de la oveja. Es sumamente blanda y flexible. Las alfombras más finas se confeccionan con Kork.
Todas las fotos de esta entrada y las que siguen las hemos encontrado en http://www.carpetencyclopedia.com/, una página en inglés sobre alfombras orientales.

alfombras (1): un poco de historia.....

Los primeros cubresuelos que emplearon los hombres, consistían en pieles de animales cazados y los tejidos realizados con finas ramas y hierbas. Pero, esto no era suficiente; la comodidad no era completa y el contacto con el suelo aún era duro.

Mas tarde, el hombre descubrió el agradable tacto de la lana. Las investigaciones de los arqueólogos demuestran que el hombre ya utilizaba alfombras de tejidos vegetales con anterioridad al año 2000 antes de Cristo. En el siglo XV a.C. ya se había avanzado mucho en los tejidos de lana (KILIMS).



No hay datos exactos, de quiénes y donde se confeccionaron las primeras alfombras, pero se supone que Asia central fue la cuna del arte de la confección de alfombras anudadas. La alfombra mas antigua, que por su diseño se supone de origen persa, se descubrió en una tumba de hielo, en el valle de Pazyryk a 80 km. de Mogholestan. Las pruebas de carbono 14 demuestran que la alfombra Pazyryk se tejió en el siglo V a.Chr. Mide 1,83 metros de ancho por 2 metros de largo y tiene 3.600 nudos simétricos por decímetro cuadrado. La avanzada técnica de tejido usada en esta alfombra demuestra una clara experiencia en el dominio de este arte. La mayoría de expertos cree que la alfombra Pazyryk es el resultado de una larga evolución de la técnica de fabricación de alfombras de al menos un milenio. Según esta teoría, la aparición de la técnica de tejido de alfombras dataría de al menos 3.500 años.


de hilos y nudos

Evidentemente no queremos quitar protagonismo a nuestro tapiz, con lo que nos ha costado hacerlo. Pero mientras está esperando ser terminado nos hemos dedicado a la otra pata del oficio del tejedor, que es la elaboración de alfombras.

En nuestra visita a la Real Fábrica de Tapices ya vimos el obrador de alfombras y Beatriz, nuestra guia, nos enseñó los distinots nudos.

Aquí tenéis algunas fotos sacados de un artículo de mayo de 2007, de Juan Luis Jaén, publicado en madridiario y el enlace al mismo, por si lo queréis leer.














..
.